Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión

Síguenos en:

Iniciar sesión

Comunicació , 09/05/2018
Más empleo, sí, aún precario
Es un hecho incuestionable que Balears está creando empleo y reduciendo el paro a un ritmo, sobre todo en verano, mucho más acelerado que el resto de comunidades autónomas. No es menos cierto que, a pesar del crecimiento económico del archipiélago, los contratos que se están realizando pecan de ser precarios. Su excesiva temporalidad, en muchas ocasiones en fraude de ley, lleva a una parte significativa de los trabajadores y trabajadoras de las Islas a vivir en vilo.
 
Esta incertidumbre laboral tiene su reflejo en algunos datos que muestran la cara amarga de los récords de afiliación alcanzados el pasado verano. Solo el 14 por ciento del total de los nuevos contratos que se firmaron en 2017 fueron indefinidos y, de éstos, el 41 por ciento tenían la categoría de fijos discontinuos. Así, únicamente solo seis de cada cien trabajadores consiguieron un contrato indefinido de todo el año a jornada completa. Y de entre los contratos temporales, casi tres de cada diez duraron menos de un mes.
 
Con un panorama en el que la calidad del empleo no es la regla, en UGT no nos podemos resignar a aceptar que las condiciones del mercado laboral no estén mejorando al compás de la marcha económica y de los beneficios empresariales. Lo justo es que la clase trabajadora ya hubiera recuperado cada uno de los derechos que le fue arrebatado con la excusa de una crisis de la que han sido víctimas.
 
UGT no se cree el discurso oficial del “todo va mejor que nunca” del Gobierno de Rajoy. La canción de una chirigota que está recorriendo las redes ironiza esa situación idílica que nos quieren imponer como única verdad: “Dicen que ya no es la crisis porque por fin se acabó, to el mundo tiene trabajo y cobramos del carajo y que vamos pa mejor”. Pero la realidad, como bien plasman con humor en esta tonada, es que la ciudadanía se siente impotente ante el día a día: “Rescate a la banca, la gente sin blanca, y parece que todo va bien, pero yo no llego ni a mitad de mes”.
 
Las subidas salariales pactadas en Balears entre patronales y sindicatos en el sector de hostelería, el comercio y la sanidad privada, conllevan aumentos de sueldo que podrán resarcir, en alguna medida, a los trabajadores y trabajadoras de la pérdida de poder adquisitivo de los últimos años. En especial, esto lo notarán las personas que dan servicio a los turistas que visitan Baleares: cobrarán un 17 por ciento más en cuatro años.
 
Desde UGT pedimos a los empresarios responsabilidad social para que las mejoras de salarios lleguen a todos los sectores, para que el conjunto de la mayoría social se beneficie de la recuperación económica. Y eso pasa por que acepten las propuestas sindicales, por que no se nieguen a prohibir sueldos inferiores a 1.000 euros mensuales en los convenios colectivos.
 
Pero desde el sindicato no solo estamos presionando para que se suban los salarios. El fin de la crisis macroeconómica también se tiene que trasladar a la clase trabajadora mediante la mejora del resto de sus condiciones laborales. De nada sirve cobrar más, si los ritmos son frenéticos y los trabajadores están todo el día con la lengua fuera, aunque se cumpla el convenio; si tienen que tener dos empleos para hacer 40 horas semanales, como ocurre en los aeropuertos; si se rotan constantemente trabajadores; si se les obliga a ser falsos autónomo; si no se puede decir “no a los abusos” porque entonces no llamarán la próxima temporada, etc. Estas son algunas de las múltiples formas de precariedad que parecen normalizadas tras seis años  de la reforma laboral del PP.
 
Eso no quita para que observemos algunos signos de mejora en el mercado laboral balear. Las exitosas temporadas turísticas han provocado que cada vez haya más trabajadores fijos discontinuos, se llegó a los 80.000 este verano. Además, su prolongación, implica que se cotice más meses al año y, por tanto, se generen más derechos para el invierno. Están aumentando las prestaciones contributivas por desempleo y disminuyendo los subsidios, que no cotizan y tienen cuantías inferiores.
 
Aún así, desde el punto de vista de UGT, los beneficios empresariales de los últimos años dan para mejorar muchísimo más las condiciones salariales y laborales de las trabajadoras y trabajadores de Balears. Y pedimos al Gobierno de Rajoy que cumpla el mandato del Congreso y derogue la reforma laboral. Vivir en precario no puede ser la manera en que la mayoría social salga de la crisis. No podemos comulgar con los mensajes positivistas mientras la sociedad es más pobre y la desigualdad no revierte.
 
Alejandro Texías, secretario general de UGT-Illes Balears, para El Anuario de El Económico del diario Última Hora
 
 
 
 
 
 
 

Sede Central de UGT Baleares

Dirección: Calle Font i Monteros, 8

Código Postal: 07003 Palma de Mallorca

Teléfono: 971 764 488 Fax: 971 204 084

UGT Baleares  |  Contacto

Powered by SD-a.com