A la hora de buscar trabajo tenemos distintas opciones y no debemos descartar ninguna por absurda que nos parezca, pues aunque hay unas más efectivas que otras la suerte de cada uno, puede hacer que encontremos la oferta deseada en el medio más inesperado. Por eso es importante conocer todas las alternativas. Estas son:

  • Bolsas de trabajo y de prácticas de universidades, centros de enseñanza no reglada, colegios profesionales, cámaras de comercio y asociaciones juveniles.
  • Anuncios publicados en distintos medios (como por ejemplo internet).
  • Acudiendo al INEM.
  • Empresas de Trabajo Temporal.
  • Agencias privadas de colocación.
  • Empresas de Selección.
  • Envío de currículums o solicitudes directamente a las empresas.
  • Mediante pruebas de acceso al Empleo Público (oposiciones).
  • A través de contactos personales: Amigos, conocidos, familiares, etc...

Todo lo anterior, te puede facilitar la búsqueda de empleo en empresas privadas, pero también hay oportunidades de empleo en el sector Público, estas son:

  • Empleo en la Unión Europea (Oficinas de Info. de la Comunidad),
  • Empleo en la Administración del Estado (BOE, guías del opositor, delegaciones de gobierno, oficinas de empleo)
  • Empleo Regional (Consejerías, publicaciones regionales...)
  • Empleo Local (Tablones de anuncios municipales, concejalías de juventud, periódicos locales...)

Todos los caminos anteriores te acercan a las ofertas de empleo, pero para que sea efectivo, debes mostrar una actitud activa y tener iniciativa. Y por supuesto, hacer un uso correcto de las técnicas de búsqueda de empleo, como por ejemplo, realizar correctamente una carta de presentación o la entrevista. Y para que el proceso sea más eficaz, te vamos a dar las pautas.