Protesta contra el acoso sindical en el Hotel Illa d'Or de Pollença

Pie de foto: 
Imagen de la protesta en Hotel Illa d'Or
Versión para impresiónVersión para impresión

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT (FeSMC UGT) ha iniciado este miércoles un calendario de protestas contra el acoso y la persecución sindical que está sufriendo uno de sus delegados en el histórico Hotel Illa d’Or de Port de Pollença.

FeSMC UGT ha informado de que las conductas antisindicales comenzaron esta primavera en el establecimiento que actualmente gestiona Hotelera Pollensina después de que el actual delegado de UGT encabezara la lista a las elecciones sindicales con el objetivo de crear un comité de empresa.

“La elección del candidato como representante de los trabajadores provocó un agravamiento del acoso y la persecución a la que le sometió la compañía hotelera”, ha señalado FeSMC UGT, que ha explicado que el delegado ha sido sancionado durante 60 días de empleo y sueldo con “falsas acusaciones”.

“Ha sido amenazado con llamar a la Guardia Civil, se han esparcido bulos sobre él entre sus compañeros, se ha menospreciado su trabajo y se le ha dado un trato desigual por el hecho de ser delegado. Tampoco se ha atendido a ninguna de sus peticiones para mejorar las condiciones laborales”, ha manifestado la organización sindical.

El secretario general de FesMC UGT, José García, ha advertido durante la protesta de que el sindicato no tolerará que se vulneren los derechos de los representantes sindicales.

“Parece que en Illa d’Or no saben que los sindicatos existimos y las elecciones son democráticas. Por eso vulneran constantemente los derechos de su personal”, ha afirmado García.

Ha añadido que esta empresa parece “salida de los años 70, cuando solo valía lo que decía el empresario”.

García ha informado de que la Inspección de Trabajo se pronunciará sobre el hecho de que el Hotel Illa d’Or esté pagando 50 euros por trabajar un sexto día a la semana.

FeSMC-UGT ha censurado que Hotelera Pollensina está reproduciendo otra vez el mismo comportamiento de “acoso y derribo”. Ahora tiene actitudes antisindiales contra los trabajadores que han iniciado un proceso de elecciones sindicales en los Apartahotel Oposa Villaconcha.