Protestas este viernes para exigir justicia salarial y reparto de beneficios

Video Principal: 
Versión para impresiónVersión para impresión

UGT y CCOO reanudarán este viernes el calendario de movilizaciones iniciado en julio para exigir a las patronales un acuerdo marco estatal de subida salarial con el que las familias puedan recuperar poder de compra ante la fuerte alta inflación, que ya está en el 9 por ciento.

La movilización bajo el lema ‘Justicia Salarial’ del 7 de octubre, Día Mundial Del Trabajo Decente, ha sido anunciada este lunes en rueda de prensa por el secretario general de UGT, Lorenzo Navarro, y el de CCOO, José Luis García, que han indicado que se realizará en Palma frente a la sede de la patronal CAEB a las 12.30 horas.

Navarro ha exigido a las patronales CEOE y CEPYME que dejen a un lado su “cabezonería” y salgan del escenario del “no” para que se pueda firmar un acuerdo general con cláusulas de revisión salarial que marque directrices comunes de subida de sueldos en las negociaciones de los convenios colectivos.

Ha señalado que los sindicatos han hecho propuestas “realistas” frente a la “avaricia empresarial” porque son conscientes de que para la mayoría de las empresas no son asumibles subidas “idénticas” a la inflación, pero que de ahí a que se acepten “migajas”, ha dicho Navarro, hay un “amplio margen de egoísmo”.

Ha insistido en que las empresas están “ganando dinero” y algunas están teniendo “beneficios extraordinarios”, por lo que es de “justicia” que acepten subidas salariales.

“Las empresas sí están trasladando al precio de los productos y servicios que compramos el aumento de sus costes, pero mientras quieren mantener sueldos congelados o subidas mínimas. Así aumenta su rentabilidad. Se están comiendo el pastel enterito”, ha defendido Navarro.

El secretario general de UGT ha reiterado que los hogares necesitan subidas salariales para “poder seguir adelante”. Ha recordado que las nóminas no “dan para nada” con una inflación del 9 por ciento y los tipos de interés al alza, y que las reivindicaciones de UGT “no van de excesivas subidas salariales” sino de que los hogares puedan mantener unas “condiciones de vida dignas”.

Navarro ha criticado que las patronales quieran continuar con el “bloqueo” de la negociación colectiva porque están “acostumbrados” a salir de las crisis por la vía de la “devaluación salarial y de los despidos”.

Ha asegurado que la posición de los empresarios “empobrece” a las personas trabajadoras en una situación de crisis inflacionista y que hace “daño a la economía del país” al poner en riesgo la recuperación por no incentivar la demanda interna.

Navarro ha exigido a las patronales que expliquen a la ciudadanía las razones por las que están favoreciendo la conflictividad laboral y salarial con su “intransigencia” a llegar a un acuerdo de subida salarial.

La movilización del 7 de octubre se desarrollará en todas las capitales del Estado y continuará con asambleas en los centros de trabajo en la semana del 14 al 28 de octubre y con un manifestación centralizada en Madrid el 3 de noviembre.

 

Cartel protesta Palma 7 octubre 12.30 h CAEB