UGT considera "positivas" y "mejorables" las medidas para hacer frente a la subida de precios

Versión para impresiónVersión para impresión

UGT Illes Balears ha considerado este martes “positivas” y “mejorables” las medidas del Gobierno central y autonómico para hacer frente a los efectos en el alza de los precios que está teniendo la guerra de Putin contra Europa en el tejido productivo y las familias.

El sindicato valora que el Govern balear complemente con 100 millones de euros el plan de choque del Ejecutivo de Pedro Sánchez, y que este haya incluido iniciativas planteadas por Baleares y por la movilización del pasado 23 de marzo, como mecanismos para evitar despidos, controlar los precios de la energía y combustibles, frenar la subida de los alquileres o aumentar las ayudas sociales.

El secretario general de UGT, Lorenzo Navarro, ha calificado de “fundamental” evitar los despidos en los sectores económicos afectados por la guerra en Ucrania y ha celebrado que quede prohibido el despido objetivo indemnizado con 20 días por año trabajado o que las empresas que se acojan a un ERTE estén obligadas a mantener el empleo.

Navarro ha subrayado que será “necesario” mejorar y ampliar las iniciativas sociales y las ayudas a empresas si no bastan para que las personas, y sobre todo, los colectivos más vulnerables, puedan soportar la escalada de precios a la que está sometida la ciudadanía.

Ha señalado que era “importante” aumentar la cuantía del ingreso mínimo vital, extender el bono social eléctrico para que llegue a más familias o limitar la subida de los alquileres, aunque, ha dicho, podría “mejorarse” este escudo social.

Navarro ha confiado en que se noten de “inmediato” sobre los bolsillos de la ciudadanía la bonificación del carburante o la fijación de un tope para el precio del gas usado para generar electricidad.

El líder de UGT ha echado en falta en el plan de Sánchez una mención especial a los “problemas de transporte que acarrea la insularidad” y espera que las ayudas directas de 70 millones de euros y 36 millones en créditos anunciados hoy por Armengol sean suficientes para los sectores más afectados por la subida de precios.