UGT exige a la Seguridad Social permisos de 32 semanas por nacimiento de menor para las familias monoparentales

Video Principal: 
Versión para impresiónVersión para impresión

Un juzgado de Palma ha dado la razón a una afiliada de UGT que solicitaba una medida cautelar para ampliar su permiso de maternidad


UGT ha exigido al Instituto de la Seguridad Social que conceda a las familias monoparentales la acumulación de los dos permisos de 16 semanas por nacimiento y cuidado de menor, y evite así el “coste psicológico y económico” de que sean los juzgados los que caso a caso obliguen a reconocer este derecho.

Ya hay diversos fallos judiciales en las Islas favorables a madres monoparentales que denunciaron a la Seguridad Social para poder añadir a su permiso de maternidad las otras 16 semanas que le corresponderían al otro progenitor.

En concreto, el Juzgado de lo Social número de 2 de Palma ha dado la razón a una trabajadora del Hospital Son Llàzter, afiliada a UGT Servicios Públicos, que solicitaba una medida cautelar, previa celebración del juicio, para ampliar su permiso de maternidad a 32 semanas con el objetivo de que su hija pudiera recibir “los cuidados y atención que necesita”.

La Seguridad Social había denegado a esta técnica en cuidados auxiliares de enfermería poder sumar el permiso de cuatro meses del otro progenitor que se reconoce a las familias biparentales bajo el argumento de que “no tienen por qué disfrutarse de forma consecutiva con las 16 anteriores”.

Sin embargo, la resolución judicial da la razón a la madre, defendida por los servicios jurídicos de UGT Illes Balears, y le permite beneficiarse del permiso de las 16 semanas adicionales tras concluir el suyo, el permiso de lactancia acumulado y vacaciones, y antes de que su hija cumpla un año de edad.

El auto señala el derecho de la madre a poder prestar a una niña menor de edad “los cuidados y atención directa” en igualdad de condiciones a las que disfrutan “los menores que nacen en un hogar con dos progenitores”.

UGT Servicios Públicos ha mostrado su satisfacción por la concesión de una medida cautelar que ha permitido que una madre haya podido añadir las 16 semanas de permiso del otro progenitor casi de manera continuada a su permiso de maternidad.

Ha censurado que el comportamiento de la Seguridad Social con los permisos a las familias monoparentales “bloquean” el ejercicio de un derecho al obligarlas a litigar, lo que implica un “desgaste emocional y económico innecesario”.

La organización sindical ha insistido en su exigencia de que se otorgue de oficio a las familias monoparentales la ampliación del permiso por nacimiento a 32 semanas y con ello no se propicie el “colapso” de los juzgados.